Contacto

Si necesitas contactar con la organización escribe a informacion@diabluma.org

Si quieres suscribirte a nuestra lista de correos escribe a suscripciones@diabluma.org

viernes, 7 de marzo de 2014

Manifiesto Marcha Mundial de la Marihuana Quitu-Ecuador 2014



Un año más, una marcha más, ojalá la última por nuestros motivos. Como ciudadanos y ciudadanas presentamos el presente

MANIFIESTO PÚBLICO POR UNA NORMATIVA JUSTA Y APEGADA A LA VERACIDAD CIENTÍFICA, POR LA NO CRIMINALIZACIÓN DE LOS USUARIOS Y LIBERACIÓN DE NUESTROS PRESOS.

El Pacto social vigente, expresado en la Constitución de 2008, nos garantiza la participación, la expresión, la organización, pero antes que nada la no criminalización (Art. 364). Además, que una vez aprobado aprobado el nuevo Código Orgánico Integral Penal en el Registro Oficial, Suplemento No. 180 del 10 de Febrero de 2014, se deroga la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (Ley 108), en lo que tiene que ver a distintos tipos penales relacionados a la Siembra, Cultivo, Cosecha, Uso y Consumo de Sustancias Sujetas a Fiscalización. Por o cual es necesario que el Estado busque un trabajo conjunto con la sociedad civil organizada, que derive en las soluciones oportunas a la violencia del narcotráfico, al consumo problemático, pero sobre todo a la desinformación.

Por tanto amparados en estos derechos solicitamos:


A) Una normativa, derivada del nuevo COIP, justa y apegada a la veracidad científica.

Responsabilidad del Consejo Nacional de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, organismo del Estado que está destinado, según el Código Orgánico Integral Penal, a regular la autorización y requisitos para la producción (Art. 219), la tenencia o posesión para uso y consumo personal (Art. 220), la justificación de prescripción médica (Art. 224), el catálogo de sustancias sujetas a fiscalización (Art. 227), y la cantidad admisible de tenencia o posesión para uso o consumo personal (Art. 228).

Este reglamento debe ser coherente con el artículo 364 de nuestra constitución, además de todos los artículos citados del nuevo COIP, que determine las dosis máximas de consumo, los umbrales de autoabastecimiento, el acceso a derivados medicinales, pero también formas alternativas de producción y distribución que, a su vez, le quiten parte de su financiamiento al crimen organizado.

El CONSEP al ser un Consejo, además, es el responsable de escuchar las propuestas de la sociedad civil organizada y de su trabajo conjunto, para la elaboración de una política pública más adecuada a la realidad de nuestro país. Demostrando así que nosotros también, ciudadanía propositiva, somos responsables del trabajo mancomunado para una DESPENALZACIÓN Y ACEPATACIÓN SOCIAL, que nos ayude a llegar a un estado de convivencia más armoniosa y una sinergia cultural con el resto de la sociedad.

B) La no criminalización de los autocultivadores y usuarios.

Responsabilidad de la Fiscalía General del Estado quién, a cumplimiento estricto de la hoy derogada Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, acusaba ciegamente, desde la institucionalidad, a los autocultivadores y usuarios bajo los mismos principios legales y penales que criminalizaban a los traficantes de gran escala. Con esto se negaba la posibilidad de una defensa legal más crítica hacia los problemas reales, criminalizando así a los eslabones más débiles, ignorantes e indefensos de la cadena del narcotráfico.

Esta responsabilidad debe ser hoy acatar el nuevo Código Orgánico Integral Penal, brindando la oportunidad de una mejor dirección, en sus esfuerzos y los de la Policía Nacional, para la lucha contra los grandes capitales financieros del crimen organizado, garantizando además los derechos civiles y ciudadanos hoy consagrados en los Instrumentos Internacionales, El COIP y sus pertinentes normativas.


C) Liberación inmediata de las y los injustamente privados de libertad.

Responsabilidad INMEDIATA del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, la Corte Constitucional y el Consejo de la Judicatura, que por coherencia con los instrumentos internacionales (Declaración Universal de los Derechos Humanos, Art. 11:2; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Art. 15:1), con nuestra vigente Constitución (Art. 76:5) y con el mismo COIP (Art. 16:2; 5:2), deben brindar prioridad al mundialmente conocido PRINCIPIO DE FAVORABILIDAD o Aplicación de la Ley Posterior más Benigna, que es de inmediata aplicación a partir de la publicación de cualquier normativa legal.

Esto garantizaría que muchos de los injustamente privados de libertad, por una derogada Ley 108, hoy sean liberados en aras a una mejor sociedad encaminada hacia el Buen Vivir, para lo cual es necesario también un sistema de contención adecuado y seguro, el mismo que también forma parte de nuestras propuestas.

Actualmente el 25,15% de los presos en nuestro país, es decir, 5283 personas se encuentran detenidas por nuestra incapacidad de superar ésta lógica de sumisión (MJDHC 2013). Para 2010 entre el 75% y el 85% de las mujeres detenidas en el Ecuador estaban tras las rejas acusadas por delitos relacionados a “drogas” (INFORME WOLA: 2010).

Responsabilidad que también ha sido asumida por la Defensoría Pública del Ecuador hace más de una año, y qué, a favor de los injustamente presos ha trabajado incansablemente para que podamos llevar un ritmo progresista en la nueva normativa penal, en los asuntos relacionados a sustancias, pero procurando ayudar en todos los aspectos recurrentes en derechos.

Nuestra propuesta concreta, una vez que se identifica a las personas que han sido víctimas de la “guerra contra las drogas”, se plantea su inclusión social mediante un ciclo productivo que comprende 4 eslabones:

  • Investigación Científica y Social para generar nuevo conocimiento que nos permita, basados en nuestra propia capacidad de entender la realidad, construir nuevas formas de relación y de producción.

  • Asociación de los individuos en Comunidades Populares de Producción, de Investigación, de Educación, etc. Bajo los principios de la Economía Popular, Social y Solidaria.

  • Generación de Valor Agregado (Industria Nacionales Comunitarias), basadas en la producción de las comunidades asociadas se generará valor agregado a la producción, logrando así nuevas dinámicas de relación.

  • Distribución, la producción de las Industrias Nacionales Comunitarias, al estar compuesta de productos estratégicos ligados a esta nueva política de producción serán prioridad para los Sistemas de Gestión Pública.

Este ciclo productivo autosustentable, que podría comenzar con la producción de cáñamo, puede ser aplicado a cualquiera de las áreas de la producción en nuestro país, así mismo puede ser garante integral de nuestra construcción de soberanía y Buen Vivir, no solo porque reconoce la opresión de la que injustamente han sido víctimas miles de personas, sino que le ofrece a nuestra sociedad una posibilidad cierta de cambiar su matriz productiva, generando dinámicas de justicia social.

El autocultivo no es un crimen, el COIP ya nos lo garantiza en el Art. 222, según el cuál solo se penalizará a quién comercialice sus plantas. El movimiento cannábico debe madurar aún más, ir hacia un modelo asociativo que nos permita regular nuestro autoabastecimiento de cannabis, y que además nos brinde las seguridades de no ser vulnerables, sino más bien transparentes con los organismos de control en sustancias y salud pública (CONSEP, MSP).


Por la libertad de María.

FEDERACIÓN DE DEFENSORES DEL USO DEL CÁÑAMO
Pata Caliente Radio Monstruo de la Marihuana Kiosko de la Abundancia Siembra y Cosecha Los Nietos de María Sativa Organización Diabluma y Ecuador Cannábico.

jueves, 6 de marzo de 2014

La Venezuela del Comandante Chávez en riesgo.


La Organización DiablUma, consternada, a un año de la muerte de nuestro Comandante Hugo Chávez preocupada se solidariza con el pueblo de la hermana República Bolivariana de Venezuela, su crisis es nuestra crisis, su dolor nuestro dolor, sus sueños nuestros sueños de la definitiva libertad.

Es, para las izquierdas y libertarios del mundo, de una profunda tristeza la actual situación del proceso venezolano, más que del proceso, de su pueblo, de la gente llana que sale todos los días a buscar el pan, de los que sienten el desabastecimiento cuando hay crisis, de los que no tienen ahorros y viven día a día. Mientras Cuba sigue invicta, aunque bloqueda, parece ser que el resto de Latinoamérica comienza a sentir los embates de una nueva ola de ataques beligerantes de la derecha global. Luego de la muerte del Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, nadie ha podido coger la posta de fortaleza frente al modelo global del capital, así como nadie pudo ser un mejor catalizador de la unidad del cono sur.

La derecha no ha muerto, nunca morirá, las contradicciones existen y existirán. En contexto, el 10 de Febrero de 2014,  la cumbre de la “ALIANZA DEL PACÍFICO” tomó fuerza, en una coalición entre cuatro grandes países, los mismos que cuentan con gobiernos de clara línea de derecha, México, Colombia, Perú y Chile, hoy son la apuesta del neoliberalismo, como también de la nueva ola de injerencia de Estados Unidos hacia Latinoamérica. Capriles, Costas, Rodas, y más, no son solo personajes, son intentos de la vieja derecha para retomar la fuerza en gobierno, auspiciados por Peña Nieto, Santos, Humala y Piñera, pero ellos solo quieren pescar a río revuelto, hacer un mercado de estas convulsiones sociales.

La cuestión es que Caracas continúa siendo una de las 5 ciudades más peligrosas del mundo, que la policía como siempre y en cualquier lado ha sido brutal en sus represiones, que la burocracia, el cáncer de toda revolución ha crecido exponencialmente y vive cómoda sin trabajar, que la lógica de partido único se debe superar, que como país no ha podido dejar la dependencia de la explotación y exportaciones de petróleo, que sigue siendo una economía subsidiada, que no han podido cristalizar a cabalidad el socialismo, que existen transformaciones, pero no son suficientes, que hay masas gigantescas de gente que ya no cree en el proceso, que están inconformes y que tienen muchas razones para estarlo.

No es justo que, en honor al reclamo razonable de los jóvenes venezolanos, un puñado de fascistas quieran hacerse con el poder de toda Latinoamérica, tal como sucede hoy en Ucrania y lo peor es que, emulando a Libia, Siria, Iraq y tantos otros pueblos, quieren entregar el poder al armamentismo intervencionista del ejército estadounidense. Graves afirmaciones que se escucha hoy en las redes sociales. No nos olvidemos que Venezuela tiene inmensas reservas de petróleo, de las mas grandes del mundo. 

Es justo, entonces, que Maduro y su gobierno reconozcan la legitimidad del reclamo y tomen medidas al respecto, enfrentarse a la burocracia corrupta es urgente, generar seguridad con organización y no con represión, medidas de producción socialista para la población, esas medidas, entre otras, acabarán con el golpismo y pondrán a esa parte de la población disconforme de nuevo del lado de la revolución.

Esperamos paz para el pueblo venezolano, esperamos que el proceso latinoamericano no se detenga, no solo en honor a la historia o nuestras raíces, sino por la grave agresión que estaríamos a punto de sufrir desde el norte. Que la revolución sea revolución y no solo sea encarnarse en el poder o beneficiar a los partidarios, beneficiar a una sola ideología. Que los pueblos puedan sentirse libres, satisfechos, tengan derechos y podamos impulsar nuestros propios procesos libertarios desde abajo, no solo desde las tarimas, pantallas y votos de la democracia burguesa. No entreguemos el poder a una vieja y pobre oligarquía con rostros nuevos, campañas bonitas y personalidades despampanantes y mucho menos al poder militar transnacional.

NO PASARÁN.
Organización DiablUma
Febrero de 2014.